Aceite rosa mosqueta para los labios

Aceite rosa mosqueta para los labios

Los labios son, junto con el contorno de ojos, la zona de la cara más sensible, la que antes se arruga, tanto el labio superior como el inferior. Con la edad, perdemos grosor en lo labios, brillo y elasticidad, además se pueden agrietar con el frío y el sol. Con el paso de los años el labio superior o “bigote” se arruga debido al rictus, por movimientos repetidos como la sonrisa y la sensibilidad de la piel de esa zona.

Las manchas en la piel, además de hacernos parecer más mayores, son muy difíciles de tratar si no es con láser, aún más si aparecen en la cara y en el labio superior en forma de sombra. Hay que tener en cuenta que la cara es la zona que más se expone al sol, por tanto, es la más propensa a padecerlas. Estas manchas se las conoce como “sun mustache” o melasmas y es un trastorno de la pigmentación de la piel producido por la exposición al sol y los cambios hormonales.

Aceite rosa mosqueta para los labios

La aparición de melasmas es mucho más frecuente en mujeres en edad fértil que en el hombre. Los factores más comunes de la aparición del melasma son:

  • La exposición solar.
  • Algunos fármacos como píldoras anticonceptivas.
  • Terapia de reemplazo hormonal.
  • Problemas y cambios hormonales.
  • Predisposición genética.

Si crees que puedes tener tendencia a padecer estos melasmas puede prevenirlos utilizando a diario durante todo el año una crema con factor de protección solar elevado si estás muy expuesto al sol todos los días. Evita las cabinas de autobronceado.Trata tus problemas hormonales si este es el origen. Y finalmente, si el problema son los fármacos hormonales habla con tu médico para bajar la dosis o buscar una alternativa.

Una vez hayas tomado estas precauciones puedes usar el aceite de rosa mosqueta para recuperar el color de tu piel original ya que reduce las manchas por hiperpigmentación de la piel gracias a la vitamina A y el retinol que contiene que es el precursor del retinaldehido, ácido retinoico, ésteres de retinilo y provitamina A. Además hidrata las arrugas y da elasticidad a la piel gracias a la vitamina C que contiene [3], ayuda a exfoliar y a aclarar la piel regenerando las células promoviendo la la formación de colágeno, L- carnitina, y catecolaminas .

Cómo usar el aceite de rosa mosqueta para los labios

Para usar el aceite de rosa mosqueta hace falta que se cumplan dos condiciones, que seas constante en la aplicación del aceite y que elijas un buen producto, un aceite de rosa mosqueta puro de primera presión en frío y sin refinar. Que sea 100% puro y natural, sin ningún tipo de aditivo, ni sintético ni natural.

Para tratar los labios y el contorno labial puedes hidratarlos con un aceite de rosa mosqueta puro pero también existen productos como los bálsamos intensivos que combaten la sequedad y las irritaciones de nariz y labios o los sticks reparadores que exfolian la piel de los labios, eliminando las células muertas, a la vez que estimulan su proceso natural de reparación.

Si vas a usar crema hidratante de rosa mosqueta o aceite de rosa mosqueta puro reparte el producto por todo el contorno de la boca y los labios. Una vez repartida de manera homogénea, apoya tus dedos índices en el rictus y masajea hacia fuera estirando la piel.
Arrastra los dedos índices desde el centro de los labios hacia las comisuras muy suavemente. Si te das unos toques o pellizcas suavemente la piel durante 30 segundo puedes reactivar la circulación de la zona.

> Saber más sobre ¿Por qué es importante comprar aceite de rosa mosqueta certificado como orgánico?

CREMA

La crema de rosa mosqueta es famosa por su gran poder humectante. Puedes…

JABÓN

El jabón de rosa mosqueta es hidratante, reafirmante

Aceite puro de rosa mosqueta

ACEITE PURO

El aceite de rosa mosqueta le devuelve la luz a tu piel…

¿Qué es la rosa mosqueta?

ROSA MOSQUETA

¿Qué es la rosa mosqueta?, Es el nombre genérico que abarca variedades…

Estudios de referencia

[3] Telang PS. Vitamin C in dermatology. Indian Dermatol Online J. 2013 Apr;4(2):143-6.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3673383/